TRADUCTOR DE LA PAGINA EN OTROS IDIOMAS

martes, 14 de junio de 2011

15 de agosto: Qué maravilloso lugar para reunirnos: ¡a los pies de Jesús!

El Señor dijo: «Solo una cosa es necesaria», sentarse a Sus pies y aprender de Él, como la María de las Escrituras. ¡Ella se sentaba a Sus pies, con los ojos puestos en Su rostro, y aprendía de Jesús! «A los que han escogido la buena parte», dijo Jesús, «¡no les será quitada!» (Luc.10:38-42)
Él dice: «Donde están dos o más congregados en Mi nombre, allí estoy Yo, en medio de ellos.» (Mat.18:20) Jesús está en medio de nosotros cada vez que nos congregamos en Su nombre, por lo cual siempre nos reunimos a Sus pies.
El Señor siempre recompensa que haya unidad en Su amor y que dediquemos nuestro tiempo y atención a Él y a Su Palabra. Él disfruta dando soluciones, y tiene que darlas cuando nos ve unidos en amor, en oración, en objetivos y en mente, corazón y espíritu, teniendo una sola mente. (1Cor.1:10) He ahí la maravilla y la clave del día de Pentecostés. ¡En medio de ellos estaba Jesús, y derramó Su espíritu sobre ellos! (Hechos 2)
¡Si leemos Sus Palabras, las estudiamos, las compartimos, oramos acerca de ellas y seguimos la luz de su verdad, nos fundiremos en Su amor, unidos en Su verdad, amalgamados como un cuerpo, bien concertados de acuerdo con Su Palabra!

No hay comentarios:

Publicar un comentario