TRADUCTOR DE LA PAGINA EN OTROS IDIOMAS

viernes, 12 de abril de 2013

27 de noviembre: ¡Dios nos concede la decisión soberana de obrar a Su manera o a la nuestra!



 De haber querido autómatas, el Señor podría haber hecho que el mundo le amara. ¡Sin embargo, nos dio libre albedrío, la libertad de elegir, para que optáramos por amarle! Esta es la era de gracia en la que tenemos que tomar la decisión propia de servirle voluntariamente. Debemos elegir voluntariamente ser rectos, y escoger voluntariamente al Señor y Su camino, Su Palabra.
             El principal motivo por el que estamos aquí, desde el paraíso terrenal hasta el presente, es aprender a decidir bajo la guía de Dios. ¡Toda la vida es así; para eso nos puso Dios en este mundo: para tomar decisiones y elegir, para que buscáramos las cosas buenas y tratáramos de encontrar el buen rumbo, para aprender a llegar a la meta siguiéndolo a El y Su conducción por la buena senda! Esto nos lleva a acudir más a El en oración y a pedirle soluciones. ¡Llegamos a depender más de El como nuestro Padre cuando tratamos de hallar el camino indicado, de hallar las salidas buscadas, de encauzarnos por la dirección indicada y tomar las decisiones adecuadas!
             El nos puso en este mundo para que decidiéramos, para actuar bien o mal. El nos dice qué está bien y qué está mal, pero no nos obliga a hacer nada. Deja que nosotros decidamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario